Friday, July 24, 2015

Chinese Business is Globalizing in These 4 Ways - Gordon Orr

(Gordon Orr - Chairman, Asia at McKinsey) July 24, 2015

Globalization of Chinese business continues at pace.  I was asked to describe the four major ways in which it is occurring at a recent gathering of legislators in one of China’s key trading partners. These are:

  1. Sourcing abroad for Chinese demand
  2. Selling Chinese made goods abroad
  3. Investing Chinese capital abroad
  4. Chinese citizens going abroad, creating demand for services


1. Sourcing abroad for Chinese demand

What have I seen recently?

  • A major shift from rapidly growing demand for basic materials and energy to demand for agricultural products with the underlying theme that China is increasingly unable to feed itself - certainly unable to feed itself safely.
  • A Chinese urban middle class want food products they can trust to be safe for their children and themselves. They have a bias for internationally sourced foodstuffs, produced outside China and delivered direct to their home using ecommerce.
  • This is creating many global supply hot spots – for example: Argentina, Russia, East Africa for cereals; New Zealand, Australia, Western Europe for dairy; USA, Brazil for soya; USA, Chile for fruits; Southeast Asia for aquaculture.
  • Over and above this is demand for technology to apply to agriculture in China. As large-scale farms emerge, they can afford to invest in mechanization in advanced seeds, fertilizer and irrigation. Many such firms visit countries like Israel to find the technology they need.

 

2. Selling Chinese made goods abroad

What have I seen recently?

  • State-owned enterprises focused on infrastructure sectors increasingly see projects abroad as the way to keep their factories in China busy, as demand plateaus at home. “One Belt, One Road” and related financing initiatives provide policy and executional support.  In areas such as high speed rail, power stations, roads, ports, and airports, these companies are increasingly seen to deliver a world-class solution if they are well managed.
  • The more significant trend is how the best of China’s private sector companies are now growing their exports, not to stand still, but to sustain their historic high rates of growth. This spans many, many sectors including construction equipment, packaging materials, medical devices, low voltage electronics and auto components, to name a few.  These are not companies that survive by being the cheapest in what they do.  They have IP, they sell to multinationals in China, they are survivors of intense domestic competition, and live on cycles of extremely rapid product innovation.   The majority serve business customers today, but a few in consumer electronics and mobile technology are successfully targeting consumers.
  • Why are these private companies going abroad now? First and foremost because they have enormously high aspirations. They are #1 or #2 in China and want to become top 3 globally. Additionally, they feel that domestic markets have permanently become much tougher places to grow in and they perceive they are ready, having competed against multinationals in China successfully.  Finally, some are seeking additional capabilities (e.g. to improve productivity, to improve design) and IP that they believe they can access more easily by being international. Only at the margin, is government encouragement a relevant factor.
  • Organic expansion by these private entrepreneurs often involves setting up an international HQ, as a hub for attracting non-Chinese talent. Hong Kong is an obvious choice for many, but beyond that others look to markets outside of the region.
  • Organic expansion is often seen as too slow versus the aspirations of these entrepreneurs, which leads many of them to look for acquisitions.


3. Investing Chinese capital abroad

What have I seen recently?

  • Chinese capital moving abroad for several purposes – to acquire businesses, to acquire properties (by businesses and individuals) and to invest in large scale infrastructure building. In total this could be as much as US$500 billion this year.
  • Chinese businesses are looking to acquire assets that will grow their international business (e.g. sales channels for product from China, service organizations) and to access IP that they can use back in China. Increasingly, they are relatively hands-off acquirers – investing in well-performing businesses that they can add to without tightly integrating them.
  • Chinese PE companies are also looking to invest in businesses that they believe can be brought to China and scaled. There are many examples from Europe, spanning Israel to the UK.
  • Large Chinese insurers are buying international properties, usually in first tier cities, to diversify their holdings. Ping An and Anbang are leading examples.
  • In property and infrastructure, State-owned infrastructure builders bring ever more government finance behind them when they grow abroad. In addition, Chinese private sector property developers are looking for international projects to build (e.g. Vanke in residential, SOHO in office developments, CFLD in industrial parks).  These Chinese developers are very strong at attracting tenants from China to fill their developments which makes them very attractive to governments in the receiving country.

 

4. Chinese citizens going abroad, creating demand for services inside and outside China

What have I seen recently?

  • In 2014, more than 100 million Chinese tourists travelled outside China. Millions of Chinese students studied abroad. Uncounted numbers worked abroad.  Their expectations are rising for services adapted to their needs.  This ranges from hotels to retail services to tourist experiences.  These visitors experience local products and services when they travel and often seek to buy them again when they return back to China.
  • Even smaller enterprises need to identify how they can make it easy for Chinese customers when they return to China to continue to buy their services and products. China’s ecommerce champions and the new free trade zones are important aspects of this.

 

***

If we are competitors of these Chinese companies as they globalize, we will see strong pressure on prices and profits.  We will need to embrace some of the best practices of Chinese competition on eliminating what our customers don't value and delivering faster new product development cycles while retaining our traditional heritage. 

If we are customers, we will need to become comfortable sourcing from a new range of suppliers.

And if we are governments, we need to tread the fine path of encouraging Chinese investment, while not abandoning our historic local champions.

Read more of my views on my blog, Gordon's View. And please follow me on Twitter.

Thursday, July 23, 2015

MÁSTER DE TRADUCCIÓN CHINO-ESPAÑOL (título propio de la UCM)


Les informamos que continúa abierto y hasta completar el cupo, el periodo de preinscripción al título de Máster en Traducción Chino-Español. Adjuntamos información al respecto.  

Las preinscripciones pueden hacerse en el siguiente link:

Si tienen interés en este título, deberán realizar dicha preinscripción y luego presentar la documentación académica requerida: original del título de licenciatura, grado o diplomatura en cualquier carrera, así como certificado de notas y pasaporte (de todo ello una fotocopia para compulsar en esta secretaría) , más una fotografía tamaño carné. Pueden traer toda la documentación al Instituto de Traductores UCM, en la tercera planta de la Facultad de Filología (frente a Derecho). Nuestro horario es de 10 a 13:30 horas, de lunes a viernes. Del 10 al 23 de agosto la UCM permanecerá cerrada, pero a partir del 24 de agosto ya podremos atenderles en dicha dirección.

La matrícula se hace en septiembre y las clases darán comienzo el 19 de octubre. El horario de clases es siempre de tarde, es decir, de 18 a 21:30 horas de lunes a jueves, excepcionalmente podrá haber clase algún viernes por Seminarios Especializados.

El precio del máster se paga en dos veces, 1.200 euros al hacer la matrícula y otros 1.200 euros en febrero; así igualmente al año siguiente. Los profesores son chinos y españoles.
Esperamos que estos estudios sean de su interés y aprovechamos para enviarles a todos un cordial saludo,

Juan Pedro P. Pardo
Instituto de Traductores UCM

p.d.: hasta el día 10 de agosto deberán escribir a otra dirección de correo electrónico que les facilito, ya que ésta permanecerá cerrada: encuentraduccion@filol.ucm.es

Thursday, July 16, 2015

西班牙中国会成员培训活动纪实 - COACHING


2015年7月15日 西班牙中国会举办内部培训活动,负责培训和论坛活动的王晓媛理事(Lisa) 邀请了 COACHING MAPS 公司的总裁 Miguel Angel del Pozo Coral Fernandez女士为会员们介绍COACHING的概念和案例,讲解了有什么步骤和技巧可以帮助职业人员在事业和生活中取得成功。

COACHING起源于九十年代初的美国,有人把COACHING翻译成“教练”、“企业教练”、“态度教练”。它是一种新兴的、有效的管理技术,能使被教练者洞察自我,发挥个人的潜能,有效地激发团队并发挥整体的力量,从而提升企业的生产力。教练通过一系列有方向性、有策略性的过程,洞察被教练者的心智模式,向内挖掘潜能、向外发现可能性,令被教练者有效达到目标。

培训活动上 Pozo 先生让会员们对自己的工作和生活进行思考分析“有什么是你很想拥有的,而到现在还未拥有为什么呢?”。他仅用一个简单的关系式一针见血的诠释了人生的困惑。

在“想拥有”与“已拥有”之间的是态度与行动。态度决定行动。积极态度便是改变现状,采取措施。消极态度就是寻找无法到达的借口。

我们都知道态度决定一切!但是,到底是什么在左右着态度呢?


其实,态度就是行动的动机与人自身的恐惧感的一种较量。如果动机不够坚定,只要稍微有些恐惧缺乏些自信心,态度就会消极,行动也就无法落实,最终导致与自己想要的生活失之交臂。相反,则势如破竹,人生辉煌。所以,想要到达成功的彼岸最关键的是要想清楚自己为什么必须成功然后才开始采取积极的行动


Pozo先生
还提到永远不要满足现状,永远不要放弃改变!如果你不主动去改变,外界就会来改变你你的人生就会变得被动。比如说,你已升职到你所满足的位置你不希望改变,你每天按部就班。对你所在位置虎视眈眈的人在不断的改变他的努力就会改变你的现状,让你被迫改变。

会员们对本次的培训感触很深,都希望能有更多这样高情商高智商的培训。培训是在位于市中心西班牙中国会的会址c/Capitan Haya 1号的EuroCentro大楼15层的Forum商务中心举行的。

 
中国会会长陈弘Miguel Angel del Pozo & Coral Fernandez 合影
  



培训前合影


会员们在认真做笔记

培训后,会员们与Miguel Angel del Pozo & Coral Fernandez一起就餐

(王晓媛培训负责人/郑靖璇稿)
email: admin@chinaclubspain.com
http://www.chinaclubspain.com
http://chinaclubspain.blogspot.com.es

Sunday, July 12, 2015

西班牙MoviStar联手中国会推出随身Wi-Fi服务:WIFIGO

WIFIGO服务特点:
1. 移动4G网速,西班牙网络布局最全
2. 服务量身定制,自己随时网购需要的流量
3. 每个WIFIGO设备最多可以共享5个手机或其他移动设备
4. 网速流量和收费性价比高
5. 流量用完,网速降低,但服务不中断

WIFIGO价格表(含税):
- 1天 500MB 15欧元 (五人合用平均每人3欧元)
- 3天1.2GB 24欧元 (五人平均每天每人1.6欧元)
- 5天2GB 36欧元 (五人平均每天每人1.44欧元)
- 7天 2.5GB 42欧元(五人平均每天每人1.2欧元)
- 14天 3.5GB 52欧元 (五人平均每天每人0.75欧元)
(加拿利群岛减税)




使用说明(押金50欧元,服务随时按需要在网上订购):

1. 按住设备开关ON-OFF按钮,直至指示灯点亮。
2. 开启你的手机或移动设备,用WIFI连接到MWG_XXXXX(请查看设备反面标明的无线网络名称,XXXXX由4位数字和一个字母组成)。无线网络接入密码标明在“Wifi Key”后面。
3. 进入你的手机浏览器,在地址栏URL键入: 
wifigo.movi​​star.es 此后按照网站使用说明来订购服务并支付。每个WIFIGO可以同时共享5个不同的用户设备。

* 旅游公司可以通过中国会申请服务账号,咨询邮箱:wifigo@chinaclubspain.com

* 游客、团体请咨询地接旅游公司或email咨询:wifigo@chinaclubspain.com

Thursday, July 9, 2015

La enésima burbuja china


La enésima burbuja china

PEKÍN | Por Alberto Lebrón | ¿Imaginan un país capaz de perder, en sólo tres semanas, casi cinco veces lo que Grecia le debe a la Troika? Aunque parezca increíble, mucho más por el poco ruido mediático que ha hecho esta noticia, las bolsas chinas han perdido diez billones de yuanes. En euros, son casi un billón y medio, bastante más que todo el PIB de España.

Y lo peor, sin duda, es que aproximadamente la mitad de toda esa cantidad corresponde a préstamos otorgados para invertir en bolsa. Es decir, muchos no serán devueltos y el banco central chino ya está inyectando liquidez extra para paliar los efectos adversos de otra resaca más.

 

“La banca opaca, o shadow banking, lleva tiempo especulando muy agresivamente en los mercados bursátiles”, nos comenta Ma Yixun, del grupo financiero Caijing. Nuestra analista se refiere a los conocidos como “fondos paraguas”, ofrecidos por entidades no reguladas que captan depósitos para después invertirlos en acciones. El problema viene cuando se pierde tanto dinero que esos bancos informales, respaldados mayoritariamente por la gran banca comercial, no pueden hacer frente al pago de sus obligaciones.

 

Las burbujas en una economía con un sistema financiero tan restringido como el chino son bastante frecuentes. Sin embargo, este pinchazo bursátil es uno de los más graves desde que Shanghái reanudara su actividad en 1992. Las caídas, al cierre de este artículo, superan ya el 30%. Y el miedo al riesgo sistémico es algo que se puede palpar de forma generalizada. Hace algunas semanas, un conocido pekinés me preguntaba si los países extranjeros se estaban haciendo eco del colapso bursátil en China. Otro amigo, en sus redes sociales, publicó algunas fotos sacadas con motivo de una conferencia sobre crisis sistémica a la que habíamos acudido juntos tres meses antes. Y no son pocos quienes reconocen, resignados, haber perdido todos los beneficios obtenidos durante las espectaculares subidas registradas con anterioridad al crash. Poniéndolo todo en contexto, la bolsa china también se había disparado en los últimos 12 meses, un 238%.

 

El problema no son estas fluctuaciones tan bruscas, editorializaba recientemente la revista Caixin, lo realmente grave es que se hayan prestado 500.000 millones de euros en apenas un año para inflar los mercados. Si los fundamentales económicos no han cambiado de manera sustancial y hay tanta volatilidad es que alguien está haciendo mal su trabajo. Y todas las miradas, como es natural, apuntan directamente al regulador bancario.

 

El shadow banking, principal responsable de esta última burbuja bursátil en China, ya venía dando que hablar por los préstamos impagados del sector inmobiliario. Y ahora vuelve a estar de moda por haber inundado las bolsas con dinero altamente especulativo. Los ahorradores chinos, mientras no puedan sacar su dinero del país y continúen recibiendo bajos intereses por sus depósitos, realizarán inversiones de alto riesgo en sectores muy proclives a generar burbujas como bolsa y vivienda. Lo seguirán haciendo, además, fuera del radar de los reguladores. Y esto, naturalmente, genera muchas dudas sobre la credibilidad del sistema financiero chino.

 

¿Cuántos créditos se han extendido hasta ahora bajo el esquema de shadow banking? ¿Hay riesgo sistémico de colapso? Estas preguntas son clave, también, para intentar adivinar si la recién reventada burbuja bursátil puede tener algún efecto a nivel macroeconómico. La banca opaca china, según las últimas estimaciones publicadas por JP Morgan, oscila en torno al 70% del PIB. No parece una cifra excesivamente elevada, sobre todo en comparación con otras potencias económicas como Estados Unidos o Reino Unido, ni tampoco todos los préstamos concedidos por esta vía corren peligro de ser impagados. China, además, cuenta con artillería suficiente para frenar muchas de las turbulencias que pudieran derivarse del shadow banking. Por ejemplo, aquí hay depósitos cautivos equivalentes a todo el PIB estadounidense, los cuales no pueden retirarse del país. Precisamente, debido al control existente sobre los capitales, China también puede practicar una política monetaria expansiva sin tener que preocuparse por la fuga de capital extranjero ni del tipo cambiario. Todos estos recursos, por tanto, parecen suficientes para tapar agujeros bancarios relativamente grandes, estabilizar las bolsas o, si fuera necesario, hacer ambas cosas al mismo tiempo.

 

La bolsa china, a diferencia de otros mercados, no responde casi nunca a fundamentales económicos.Representa solamente una quinta parte del sistema financiero, el cual continúa dominado por cinco grandes bancos estatales que ya fueron recapitalizados sin pestañear hace ahora dos décadas, cuando la morosidad se disparó al 25%. Los flujos de capital extranjero, también para invertir en las bolsas, están restringidos al máximo. Y un supuesto efecto pobreza, o menos consumo derivado del actual desplome bursátil, tampoco es algo que vaya a tener un reflejo significativo sobre los próximos datos de PIB.

 

Las recientes caídas bursátiles preocupan únicamente por el efecto que puedan tener sobre un sector financiero de cuya banca opaca se desconoce prácticamente todo. Es miedo, simplemente, derivado de la incertidumbre. El banco central, y los inversores chinos, temen que esos balances fuera de control puedan amenazar la viabilidad del sistema financiero chino algún día. Estamos muy lejos, seguramente, de que el shadow banking pueda tumbar a las todopoderosas autoridades económicas y monetarias chinas. Pero esta burbuja última, o las bruscas subidas del tipo interbancario sufridas hace ahora dos veranos, debemos considerarlas como alertas tempranas de una amenaza real.  

Tuesday, July 7, 2015

El Gobierno español podría hacer más para atraer el capital chino” - El País

Mao Feng es el presidente de la Asociación de Chinos de España y un observador privilegiado de una vibrante comunidad que no ha dejado de crecer y de prosperar en España. Que está compuesta por hombres y mujeres que hace años llegaron a España con una mano delante y otra atrás y que hoy conducen coches deportivos. “La clave del éxito está en la mentalidad. En China hay un refrán muy conocido: 'Todos los soldados quieren ser general'. Los que vienen tienen claro que no van a ser camareros toda su vida. Vienen para ser jefes”.


Mao observa también de cerca el desembarco de inversores del gigante asiático, que llegan con la billetera llena, dispuestos a comprar hoteles, fábricas y fincas a precio de saldo, en una España abaratada por años de crisis económica. Y cree que el Gobierno español podría hacer más para aprovechar el enorme potencial de la creciente y abultada clase media china. La falta de vuelos directos, una política de visados poco ágil y la falta de interés por los usos y costumbres de los nuevos clientes son algunas de las asignaturas pendientes, que Mao desgrana durante una entrevista en la sede de la Asociación china en Madrid.

La trayectoria personal de Mao es un perfecto ejemplo de las dinámicas que rigen a la diáspora china en España. Aterrizó en Madrid en 1996, siguiendo a su mujer, camarera en un restaurante chino de Majadahonda. Desde entonces, sólo ha ido a mejor. Primero montó una tienda de bolsos y bisutería –una innovación en aquellos años, en los que los chinos solo abrían restaurantes y algún que otro ultramarino-. Le fue bien y con los años llegó a establecer otras tres tiendas en distintos puntos de Madrid. En 2005, compró una nave en el Polígono Cobo Calleja, el epicentro del comercio mayorista chino, desde donde parten las mercancías que se venden en los negocios de toda España. Ahora regenta comercial-Asia, el gran centro comercial del polígono de Fuenlabrada y reparte su tiempo entre los negocios y su empeño en promover el conocimiento mutuo entre españoles y chinos y en lograr una mayor integración de sus compatriotas en el país de acogida.

Mao traza una interesante radiografía de la comunidad empresarial china en España. “Por un lado cada vez hay más negocios chinos en España, pero además, los que vinieron en su día, tienen cada vez más experiencia y les interesan más los productos de calidad. Si antes abrían sobre todo restaurantes y tiendas de alimentación, ahora venden ropa, móviles, productos de informática, placas solares, pisos… Hay también un desembarco de empresas multinacionales chinas y de sus trabajadores en España. Cita al ICBC (Industrial and Commercial Bank of China), Huawei, de telefonía móvil, Cosco, transporte mercancía marítima, UnionPay, tarjetas bancarias…

Prosperan con celeridad fruto de su mentalidad emprendedora y su cultura del esfuerzo. “No nos importa cargar peso, ni la suciedad. No cerramos a mediodía cuando los demás paran a comer. Nosotros trabajamos muy duro porque la idea es facilitar al vida al cliente”. Pero también ascienden gracias a una red familiar que se financia entre sí, al margen de los bancos y del pago de intereses. “Aquí nos conocemos casi todos. La gran mayoría venimos de la misma provincia de China. Nadie se puede escapar sin pagar una deuda, porque la imagen es muy importante para nosotros y sería una tremenda deshonra”.

Con la crisis, hay españoles que nos culpan de su situación

El bache comercial que siguió a caso Emperador –en 2012, gran redada contra el blanqueo de capitales y de fraude fiscal, por parte de al llamada mafia china- está más que superado y hoy Cobo Calleja es un zoco vivo, que los domingos por la mañana, cuando los españoles duermen, alcanza intensas cotas de actividad.

Junta a los empresarios chinos residentes en España hay otro grupo que cobra creciente importancia. Se trata de inversores atraídos por los precios de una España a la que la crisis ha obligado a colgar el cartel de “se vende”. “El boca a boca funciona. En China se escucha que España está en crisis, que necesita inversión y que los precios están baratos”. España no es sin embargo el único país dispuesto a dar al bienvenida a Mr. Li. “El problema es que muchos otros países también quieren atraer capital chino y lo ponen más fácil todavía. España tiene que mejorar si quiere atraer a los chinos”. Mao cita por ejemplo el tema de los visados, que su juicio, España tarda mucho en conceder, comparado con otros países europeos como Italia o Reino Unido. Cita también la escasez de vuelos directos a China, unos ocho a la semana y sólo a Pekín, mientras que Francia por ejemplo cuenta hasta 97 vuelos semanales. Los vuelos afectan también al turismo de las emergente clases medias. El año pasado vinieron 287.867 turistas chinos a España. A Francia llegaron en 2013 dos millones. “El Gobierno español podría hacer mucho más para atraer el capital chino”, concluye.

Los que vienen tienen claro que no van a ser camareros toda su vida. Vienen para ser jefes

Si al Gobierno le reprocha la falta de estrategia, a los empresarios españoles les aconseja acercarse a la cultura china para entender que por ejemplo un hotel que no tenga en la habitación una jarra para hervir agua no es un establecimiento aceptable para un chino por muchas estrellas que tenga o que el cuatro es un número de mala suerte que no debe estar presente en ningún negocio que aspire a atraer clientes chinos. Adaptar las webs para poder pagar con tarjetas de crédito chino, -algo casi imposible ahora- es otro de los cambios que a juicio de Mao impulsarían los negocios con China.

Este empresario reconoce por último que no sólo los españoles tienen deberes por hacer. Mao es consciente que los chinos no acaba de mezclarse con los españoles, que la integración está a años luz de producirse. “Aquí la gente es muy amable, pero reconozco que los chinos somos un poco cerrados”. Y culpa de la distancia a la falta de conocimiento del español. La crisis, explica, tampoco ha ayudado. Ha despertado cierto sentimiento de rechazo –“minoritario”, matiza- hacia su pujante comunidad. “Los españoles están en paro, mientras los chinos vamos desarrollando nuestros negocios. Hay españoles que nos culpan de su situación”. 


3-7-2015 por Ana Carbajosa

Sunday, July 5, 2015

III Torneo Amistoso Padel de China Club Spain

西班牙中国会成功举办第三届奔驰杯板网球友谊比赛 (图片新闻)

















Los Ganadores:

Campeones Masculinos 男双冠军: 
Alberto Alonso - Javier Calvo (Huawei 华为)

Campeones Femeninos 女双冠军:
Margaret Chen 陈弘 - Lisa Wang 王晓媛 (中国会)

Campeones Mixtos 混双冠军:
Marta Díaz - Sunny Zen (Huawei 华为)


Subcampeones Masculinos 男子亚军:
Alberto Crespo - Antonio Díaz (Mercedes Benz 奔驰公司)

Subcampeones Femeninos 女双亚军:
Marta Díaz - Min Nie (Huawei 华为)


Subcampeones Mixtos 混双亚军:
Inma Fernández Martínez de Septien - Camilo Corbi Amat (Telefónica 西班牙电信)

De Izda. Organizador del Evento y entrenador del equipo China Club: Coque Sanchez (BBVA), Patrocinador Susana Martin (Mercedes Benz), Margaret Chen 陈弘 (Presidenta China Club Spain 西班牙中国会会长), Chen Shengli 陈胜利 (Capitan Equipo China Club Spain), Alvaro (Entrenador y Organizador del Evento)